Somos un grupo de laicos, que hemos descubierto y disfrutamos del llamado a la vocación matrimonial y por eso lo anunciamos y compartimos. Estamos muy unidos a la Iglesia a través de nuestra participación en la familia dominica (Orden de Predicadores).

Nuestra comunidad es “hija” del movimiento de Jornadas de Jóvenes, generándose por el año 1989 a partir de la iniciativa de algunos jornadistas que, ya casados, sintieron la necesidad de vivir y anunciar la presencia de la Gracia en el Matrimonio, inspirados por la propuesta de Juan Pablo II en “Familiaris Consortio” (1981).

Con el paso del tiempo, nuestra comunidad fue creciendo, y hoy tenemos comunidades en Buenos Aires, Tandil, Mar del Plata, Mendoza y Córdoba, y sentimos muy fuerte el llamado a seguir anunciando el Evangelio del Matrimonio en otras diócesis.